lunes, 25 de diciembre de 2006

La Fidelidad Sexual absoluta y el Extasis del Amor Conyugal




La Fidelidad Sexual absoluta y
el Extasis del Amor Conyugal

Dios es AMOR

El AMOR es todo lo que existe, siempre existió, y siempre existirá...


La relación verdadera de amor entre un hombre y una mujer es una bendición y un regalo de Dios que debe ser valorado y ensalzado, para poder construir una familia estable y feliz, una sociedad sana y un mundo de paz para las generaciones futuras.

La expresión de ese amor a través del acto conyugal debe manifestar una dimensión mística y sagrada, ya que es la unión íntima entre el marido y la esposa con Dios para disfrutar del amor eterno que El originalmente diseñó. Una vez que ese amor auténtico se consigue, nunca llegaría a ser profanado.

Para establecer familias verdaderas y la paz en el mundo, es necesario comenzar por el compromiso de amor y de fidelidad sexual absoluta en nuestros matrimonios.

"El dueño original de nuestros órganos sexuales es Dios... Confírmense mutuamente como esposos que sus órganos sexuales son absolutos, únicos, incambiables y eternos. Proclamen que lo suyo es realmente de su cónyuge, y lo que su cónyuge ha protegido tan bien hasta ahora, es realmente de ustedes. Júrense que vivirán con gratitud y en servicio eterno hacia su cónyuge. En tales familias, Dios morará eternamente y, centrada en dichas familias, una nueva gran familia mundial comenzará a consolidarse...
Deseo que vivan en castidad enfocados en el órgano sexual absolutamente puro, el órgano sexual único, el órgano sexual incambiable y el órgano sexual eterno, y que lo utilicen como fundamento para encontrarse con Dios. Este fundamento debe ser la base del amor, de la vida, del linaje y de la conciencia y es precisamente aquí donde nacerá el Reino de los Cielos en la tierra y en el mundo espiritual..."
(SMM - En Busca del Origen del Universo)

Hagamos las cosas como Dios manda y vayamos juntos como parejas bendecidas...

... más allá del sexo, a la Fidelidad Sexual Absoluta como el estilo de vida...


... más allá del mero placer sexual al despertar espiritual y la iluminación;
... más allá de las técnicas eróticas a la emoción del Amor Divino en el éxtasis del amor conyugal;
... más allá de una buena actuación sexual a la confianza y la intimidad total del compromiso;
... más allá de una simple relación a la profunda intimidad del amor mutuo;
... más allá de la mera "fricción corporal" a la sublime energía sexual;
... más allá del ego al encuentro del verdadero yo, el yo supremo y cósmico - Dios;
... más allá del miedo y la vergüenza a la inocencia y la celebración;
... más allá de ser sólo amantes a ser los compañeros de Dios;
... más allá del descargo de tensión a la pasión ardiente y renovadora;
... más allá del aburrimiento a la excitación, el misterio, la sorpresa;
... más allá del uso y el abuso sexual a la curación y la plenitud sexual;
... más allá de la eyaculación prematura al prolongado dominio del éxtasis;
... más allá de los orgasmos del clítoris y el punto G, a los orgasmos del cuerpo entero en éxtasis;
... más allá de la simple eyaculación a los orgasmos múltiples y prolongados;
... más allá de vivir en el pasado o el futuro a vivir totalmente en el ahora y el momento;
... más allá del enamorarse a crear y mantener el amor;
... más allá del deseo a la satisfacción;
... más allá de la charla a la acción;
... más allá del pensamiento a la intuición;
... más allá de las palabras al "saber, conocer y experimentar";
... más allá de la soledad a la conexión divina;
... más allá de la separación a la unidad mística de cuerpo, mente, corazón y alma en pareja con Dios.



------------------------

Sin entrar en detalles concretos... por ahora... empecemos por entender y aceptar que Dios, quien es nuestro creador y diseñador, nuestro Padre Celestial Eterno, ES EL MAS GRANDE SEXOLOGO, por eso es a EL A QUIEN hay que referirse siempre que se tratan estos temas.

Obviamente, como El más grande científico, médico y sexólogo, El es el que sabe, más que nadie, como funcionan todos los mecanismos prácticos del ORGASMO y de las delicias del amor conyugal en las que El también quiere participar y estar presente. Es en ese momento de intimidad, en la comunión (común unión) sagrada y divina de los esposos donde se experimenta el AMOR DE DIOS. (Esa es la verdadera unión mística) Y es Dios mejor que nadie el que sabe como deben usarse y como deben hacerse las cosas "como Dios manda" con nuestros órganos del amor y de la felicidad.

¿Quién sino EL, es único experto?
¿Quién sino EL, es el creador del orgasmo y el éxtasis?
¿Quién mejor que El para que nos guíe?


Después de nuestra bendición en matrimonio esa actividad debe ser la más santa y sagrada de todas las cosas sagradas y santas.

La lista anterior es un desafío que cada uno de nosotros como matrimonios tenemos por delante para hacer que nuestro amor y nuestra sexualidad se perfeccione y supere en sentimiento, ternura e intensidad a la de este mundo que funciona fuera de los principios divinos y que ya tiene muchos "supuestos expertos". Esa lista la adpté de un tratado de sexología, donde se prometían todas esas interesantes proezas, pero por supuesto sin tener en cuenta a Dios, y sin referencias a una fidelidad y ternura entre los esposos.

La forma de liberar y liberarnos de todo lo inmundo y promiscuo de este mundo falso que ha contaminado el amor sexual, es precisamente a través de lograr que dicho amor sea purificado y restaurado a la intensidad del amor sexual bendecido, y que supere con creces al "amor" que vemos ya desarrollado en este mundo sin principios ni valores.

Las técnicas externas no son lo importante... ya que son sólo la expresión física de lo que debe existir internamente...

Todo empieza en el corazón... en lo invisible... en el espíritu... luego pasa al cerebro... y de ahí al resto del cuerpo...

Que Dios realmente nos guíe en este maravilloso camino... y ahí es donde está la verdadera bendición eterna que nadie nos podrá quitar jamás.

Un abrazo.

Jesus Gonzalez Losada

-----------------------------------------

Moralidad Sexual Absoluta

“El primer paso es mantener la moralidad sexual absoluta – en otras palabras un estándar de pureza sexual absoluta – antes de casarse.

Después de nacer, vamos a través de un proceso de crecimiento. Pasamos por la infancia y la niñez en un ambiente sano y seguro bajo la protección y el amor de nuestros padres. Entramos luego en el periodo de la adolescencia, que señala el comienzo de de una nueva y dinámica vida a medida que forjamos relaciones en un nuevo nivel con quienes nos rodean, así como con todas las cosas de la creación. Este el momento cuando comenzamos a caminar el sendero para convertirnos en un ser humano absoluto – internamente, por medio de la perfección de nuestro carácter, y exteriormente al convertirnos en adultos.

Sin embargo, en este periodo existe un prerrequisito absoluto que los seres humanos deben mantener sin importar quienes son; este es el de mantener su pureza. La pureza sexual esta basada en el modelo absoluto de moralidad sexual para los seres humanos. Dios lo dio a Sus hijos como su destinada responsabilidad y obligación, para ser llevada a cabo para cumplir el ideal de la creación. Este camino celestial es por tanto el camino para perfeccionar el modelo absoluto de moralidad sexual.

¿Cuál fue la única palabra, el único mandamiento que Dios dio a adán y Eva, los primeros antepasados humanos, después de su creación? Fue el mandamiento y la bendición de mantener un estándar absoluto de abstinencia sexual hasta la aprobación del Cielo para su matrimonio. Nosotros encontramos esto en el pasaje de la Biblia que indica que Adán y Eva morirían en el día que comiesen del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Si ellos se hubieran resistido a comer y hubieran obedecido el mandamiento del Cielo, hubiesen perfeccionado su carácter y, como co-creadores, se mantendrían firmes en Dios, El Creador, como Sus Iguales. Más aún, hubieran tomado dominio sobre la creación y se hubieran convertido en los señores del universo disfrutando una felicidad ideal y eterna.

Era la bendición de Dios que El les pidió que preservasen su pureza para que así pudiesen casarse con Su Bendición como Sus Hijos, convertirse en un verdadero marido y esposa, producir verdaderos hijos y llegar a ser verdaderos padres. Esto profundiza nuestra comprensión de este mandamiento: no era algo separado de la moralidad sexual absoluta, que es el principio de la creación de Dios. La verdad profunda que permanece oculta dentro del mandamiento de Dios a través de la historia era esta: los seres humanos deben heredar y vivir por el modelo de la moralidad sexual intrínseca al ideal de la creación de Dios para perfeccionar su individualidad como hijos de Dios, y establecerse como señores de la creación.

El segundo paso es el modelo de la moralidad sexual en la relación de marido y esposa. Más preciosa que la vida misma, es la ley celestial de la fidelidad absoluta.

El marido y la esposa son compañeros eternos dados el uno al otro por el Cielo. Al tener hijos, se convierten en co-creadores del amor, la vida y el linaje verdaderos y la fuente original de aquello que es absoluto, único, incambiable y eterno. Esto es debido al principio celestial de que las personas no pueden dar nacimiento a hijos por si mismos, aunque vivan por mil años. ¿Cómo pueden las personas que preservan su pureza antes del matrimonio y llegan a unirse juntos en pureza como marido y esposa por el Cielo se pueden desviar del camino celestial y se pierden siguiendo el camino errado? Los seres humanos son diferentes a los animales; si ellos comprenden el propósito de Dios al crearlos como Sus hijos, se darán cuenta que el camino errado es uno de traición y rebelión hacia el Creador más allá de lo imaginable; es el camino de la destrucción en el que cavan sus propias tumbas. Como resultado de la Caída humana, este camino está fuera de la esfera del ideal de la creación.

Damas y caballeros, la moralidad sexual absoluta es la gran bendición que el Cielo ha conferido a la humanidad. Sin adherirse al estándar de la moralidad sexual absoluta, el camino de la perfección de nuestro carácter, la madurez espiritual, está cerrado. Además, sin asegurar el fundamento de la moralidad sexual absoluta en una verdadera familia por medio de personas perfeccionadas, es imposible para Dios establecer Su posición como un Dios personal y encarnado. Para que Dios, el Ser Absoluto, pueda tener dominio directo sobre nuestras vidas y vivir y compartir la alegría con nosotros, nosotros que fuimos creados como Sus compañeros e hijos debemos asumir la forma de un familia perfeccionada basada en el estándar de la moralidad sexual absoluta, como Dios manda. Sólo dentro de los marco de la familia que mantiene la moralidad sexual absoluta es posible crear relaciones basadas en el modelo ideal de la ética sexual para vida como originalmente debería de ser. Esta vida incluye la esfera de las tres generaciones de abuelos, padres, hijos y nietos. Por favor, entiendan claramente que la vida eterna de Dios y la vida eterna de los seres humanos puede hacerse posible sólo sobre este fundamento.

Por esta razón, si, manteniendo la moralidad sexual absoluta, Adán y Eva hubieran alcanzado la perfección individual – la perfección de su carácter – en consonancia con la voluntad de Dios, y entrarían en relaciones conyugales por medio de Su Bendición, hubieran logrado completa unidad con El. Dios podría haber morado en esa unión. También, sus hijos habrían estado ligados a este orden sagrado del amor, disfrutando de una relación directa con Dios como su Padre. En otras palabras, el matrimonio de Adán y Eva perfeccionados, basado en la moralidad sexual absoluta, habría sido el matrimonio de Dios mismo. Aunque Dios es para siempre Dios, también Adán y Eva llegarían a ser la encarnación de Dios. Llegarían a ser el cuerpo de Dios. Dios se establecería en el interior de sus mentes y corazones para convertirse el Verdadero Padre de la humanidad en ambos el mundo físico y el mundo espiritual, sobre el fundamento de la moralidad sexual absoluta.”

(Selección del discurso “El modelo de Dios de lo Absoluto, de la Paz y del Ideal es la Familia y el Reino Global que defiende la Moralidad Sexual Absoluta” SMM - 21 de noviembre de 2006)
-------------------

Las diferencias entre el marido y la esposa

Comprender y apreciar estas diferencias es muy importante para amar a tu cónyuge.

El acto sexual debe ser una expresión del amor. “Amar" significa dar al otro lo que necesita, no lo que tu piensas que necesita. Por eso necesitas saber como está diseñado tu cónyuge y cuales son necesidades. Describamos algunas diferencias entre el hombre y la mujer en cuanto a la respuesta sexual. Comprender y apreciar estas diferencias son un paso importante para poder amar a tu cónyuge.

AMOR, SEXO E INTIMIDAD

HOMBRE – Se estimula sexualmente por la vista (por la desnudez completa o parcial del cuerpo femenino)
MUJER – Se estimula sexualmente por el tacto, las palabras y los gestos afectuosos (ej. abrazos, caricias, flores, pequeños regalos, llamadas por teléfono, etc.)

HOMBRE – Su máximo deseo sexual se da sobre los 18 años. (Cuando es más fuerte)
MUJER – Su máximo deseo sexual se da alrededor de los 40 años.

HOMBRE – Quiere una directa e inmediata estimulación de su pene.
MUJER – No quiere inmediatamente la estimulación de su clítoris o sus pechos. Quiere ser tocada primero en las áreas NO-erógenas, para que luego pueda querer GRADUALMENTE y con juegos ser tocada en sus zonas erógenas.

HOMBRE – Busca el orgasmo y eyacular en cada uno de sus encuentros sexuales (orientado a una meta).
MUJER – No siempre quiere el orgasmo. Prefiere los sentimientos de una cercanía emocional sobre el orgasmo biológico (orientada a la experiencia). De hecho puede disfrutar del sexo SIN experimentar un orgasmo [así que no la empujes].

HOMBRE – En las conversaciones, los hombres en general son intelectuales; es la clave para ir directo “al grano" de la conversación.
MUJER – Las mujeres generalmente son emocionales; buscan hablar de todo excepto del punto clave de la conversación. [Así que no la presiones para ir al grano, sólo escúchala]

HOMBRE - Necesita tener contacto sexual (genital) para poder sentir más amor por su esposa.
MUJER - Necesita sentirse amada (apreciada y valorada) ANTES de que ella tenga intimidad sexual.

HOMBRE - Normalmente desea una relación rápida (3-7 minutes)
MUJER – Normalmente desea una preparación larga de abrazos, juegos previos, caricias. Quiere que la experiencia dure mucho tiempo (20 minutos - 1 hora)

HOMBRE – ¡Puede excitarse sexualmente en menos de un minuto! [Especialmente si ve a su esposa desnuda]
MUJER – Toma de un DIA a una semana para sentir la "necesidad" de una experiencia sexual.

HOMBRE - Necesita tener un orgasmo para sentirse satisfecho.
MUJER - Necesita sentirse emocionalmente cerca de su marido para sentirse sexualmente satisfecha. NO necesita tener un orgasmo.

HOMBRE – Puede practicar la misma rutina sexual una y otra vez.
MUJER - Necesita variedad, creatividad e imaginación en la experiencia sexual para disfrutarla.

HOMBRE - Desea que su esposa sea más agresiva en su respuesta a la experiencia sexual. Quiere que la esposa inicie el sexo más a menudo.
MUJER - Normalmente quiere que el marido la satisfaga PRIMERO antes de que ella piense en satisfacerlo a él.

HOMBRE – Quiere ver a su esposa visualmente en una estimulante ropa interior.
MUJER – El carácter y la actitud del marido y como la trata es más atractivo para ella que su cuerpo.

HOMBRE - Necesita una relación sexual para abrir su corazón para amar a su esposa. Está condicionado a ocultar y suprimir sus emociones. La intensidad e inmediatez del amor sexual lo libera en su corazón a abrirse.
MUJER – Las mujeres son naturalmente expresivas, no tienen problemas en expresar sus emociones. Para ellas no es necesaria la experiencia sexual para abrir sus corazones. Necesitan el romance (la atención sensitiva y considerada) para poder darse en una relación sexual. Necesitan sentir amor ANTES de que puedan disfrutar del sexo.

HOMBRE – La relación sexual en el hombre LIBERA su tensión sexual que fue incrementando su tensión sexual. Por eso su meta es desahogar esta tensión. Esta liberación le da satisfacción. Cuando antes el hombre se libera de la tensión mejor. Por eso, los hombres pueden disfrutar de una relación sexual que toma poco tiempo (e.g. 2-5 minutos).
MUJER – La relación sexual para la mujer es un INCREMENTO de su tensión sexual. Busca ser estimulada, su meta es llagar a cargarse más y más sexualmente. No busca liberarse de la tensión, sino cargarse. Por eso ella quiere que la experiencia sexual dure más tiempo que el hombre (e.g. 20 min-1 hora). Cuanto más tiempo mejor.

HOMBRE – EL hombre a veces busca la relación sexual como un medio de consuelo psicológico cuando se siente bajoneado.
MUJER – La mujer tiende a buscar la relación sexual como una celebración de la relación, cuando las cosas van bien y ambos se sienten bien.

Dios diseñó al marido y a la esposa tan diferentes para que por toda la eternidad sean capaces de continuar aprendiendo aspectos más y más profundos el uno del otro y continúen creciendo más íntimamente en amor y felicidad

--------------